Estudiar como profesión

Comenzar una carrera implica una serie de desafíos que hay que enfrentar, ya que es una nueva etapa en la vida de la persona, diferente a las anteriores, donde predomina la independencia, la formación para el futuro, el manejo de los propios tiempos, entre muchos otros. Se encuentra con nuevos códigos, lenguajes, lugares, hábitos, sumados a los conocimientos particulares de la carrera que va a ir incorporando.
Miguel Ángel Gómez Mendoza, doctor en Educación en la Universidad Tecnológica de Pereira, Colombia, plantea tres tiempos que transita todo estudiante de nivel superior . Ellos son:

Tiempo de extrañamiento: este es el primer tiempo planteado por el autor, en el cual el alumno “entra en un universo institucional desconocido, cuyas pautas rompen el mundo que acaba de dejar”, es un tiempo de aprendizaje y adaptación a eso que es novedoso.
Todos cuando empezamos nuestras carreras nos sentimos extraños los primeros días, el espacio, a los nuevos compañeros que muchas veces son más grandes que nosotros, nuevas exigencias y a esto debemos adaptarnos de a poco para empezar a sentirnos cómodos.

Tiempo de filiación: En este segundo tiempo el estudiante empieza a sentirse parte del nivel superior y se involucra en las problemáticas del mismo, participa y construye la llamada “ciudadanía universitaria”.

Tiempos de aprendizaje: Acá el alumno reconoce el nuevo ámbito en el que se está moviendo, al igual que las reglas de la institución. Además, identifica a algunas personas a las cuales recurrir para lo que necesite, forma grupos de pertenencia y se ambienta en los espacios.

De todo esto depende aprender el oficio de estudiar, de ser alumno de nivel superior. El Departamento de Orientación y Asesoramiento al alumno (DOA) del Colegio Universitario IES se encarga de facilitar el pasaje de los egresados del secundario al nivel superior, y eso lo hace dándoles a conocer que la formación es un camino que deben recorrer, y que no termina con el último examen rendido o el primer trabajo, sino que depende de lograr la adaptación a un nuevo nivel de estudios.

La directora del DOA, la psicopedagoga Ana María Salazar, sostiene que las claves para lograr el éxito en la etapa de adaptación al nivel superior son “la capacidad y la responsabilidad de planificar y organizar los tiempos. Tiempos de estudiar y trabajar, de divertirse y estudiar, de extrañar el hogar, los amigos y estudiar”. En este tiempo, el estudiante adquirirá las “habilidades organizativas/metodológicas que le demandará esta nueva etapa”, sostiene Ana.

Otro aspecto clave para la directora del DOA es no solo la elección de la carrera, sino el lugar para hacerlo, ya que las instituciones universitarias proponen una formación más general con enfoque en la investigación y un tiempo de 5 o 6 años de carrera, mientras que las de formación práctica, como la que propone IES, apuntan a una formación práctica, con varias opciones de cursado.
IES, a su vez, se diferencia del resto porque cuenta con pasantías rentadas en organizaciones reales, lo que le posibilita a los alumnos insertarse en el mercado laboral previo a recibirse, así, una vez culminada la formación, ya cuenta con experiencia y mayores conocimientos para cumplir sus objetivos laborales.
Un aspecto clave para la adaptación del alumno en el ámbito de la educación superior es la relación con el docente, por eso en IES se establece un vínculo entre el alumno y el docente para construir conocimientos de manera conjunta.

A esto se le suma la existencia del Texto Interactivo Digital (TID) con el que cuenta IES, que permite elevar el nivel de conocimiento del alumno y generar un mayor acercamiento con el profesor. El TID es una plataforma de estudio innovadora presente únicamente en esta institución, que propone una forma de estudiar totalmente interactiva basada en textos, videos, imágenes y diferentes recursos mediante los cuales los alumnos acceden al material de estudio, proponiendo así una forma distinta de estudiar, apuntando a las tecnologías del futuro.

Así, se establece una relación más cercana con los docentes y con los otros estudiantes, para tener una mejor adaptación al nivel superior, lo que implica aprender el oficio de estudiar y sentir el estudio como una verdadera profesión.

Gómez Mendoza, M.A, Alzate Piedrahita, M. V. (2010). El “oficio” de estudiante universitario: afiliación, aprendizaje y masificación de la Universidad. Revista Pedagogía y Saberes, volumen 33, pp-pp. Recuperado de http://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/PYS/article/view/757

Mauricio Lirio

Redactor de Contenidos IES