5 ideas para acomodar tus libros y estén a tu alcance

Leer libros es uno de los pasatiempos más elegidos. Las personas retoman libros pendientes o nuevos en períodos de vacaciones. La mayoría aprovecha más el tiempo libre que durante el año. Por lo que, aquellos que disfrutan de una buena lectura pueden pasarse la tarde o más buscando en la biblioteca de sus hogares diferentes pero no logran hallar el deseado.

Los japoneses implementaron el término “tsundoku”, que significa, adquirir libros y por consiguiente almacenarlos sin poder leerlos a falta de tiempo, postergarlos por placer u otras razones. Al mismo tiempo, Amazon, la empresa estadounidense de comercio electrónico mundial, lanzó el dispositivo Kindle en noviembre de 2007. El aparato es una tableta electrónica que permite leer libros de manera virtual que funciona con una red inalámbrica.

El dispositivo de libros electrónicos alcanzó la undécima generación y vendió millones de unidades en más de 15 años. A pesar de ello, los libros físicos superan ampliamente y mantienen una alta brecha que es difícil de superar por la preferencia. Los amantes de los textos de tapa dura coleccionan cada día más volúmenes en los hogares, lo cual ocasiona pilas desordenadas y pérdida de tiempo a la hora de hallarlos dependiendo el interés y el género.

Sin embargo, seguramente este tipo de publicación la has leído en muchos portales, revistas o has escuchado recomendaciones de autores o expertos en el tema. Nuestro deseo es brindarte algunas ideas para que puedas ordenar o generar otros espacios donde te sirvan para aprovechar esos sitios que tenías ocupado con otros objetos.

¡Esperamos que te sean útiles!🙌

1- Reúne tus textos favoritos

En la primera sugerencia, seleccioná los libros que más te gusten para reunirlos según el género, el tamaño, temática, color o la antigüedad. Reunir los textos dentro de tu biblioteca de tu casa así te servirá encontrarlos lo más rápido y fácil posible.

2- Mesa de luz nocturna

En el segundo consejo, podés ocupar tus libros preferidos en tu mesa de luz cerca a la cama. Te permitirá tenerlos al alcance de la mano y podrás almacenar otros en algún cajón si deseas variar con otro volumen.

3-Aprovechá tus estantes

Otra gran forma de alivianar tu biblioteca es ocupar estantes con ediciones especiales o libros prestados que estén acompañados de lindos adornos, marcos con foto, recuerdos de viajes o muñecos coleccionables de la infancia o algún objeto favorito.

4-Rotular todos tus libros

Etiquetar con números y luego pasarlo a una planilla excel a todos tus textos puede parecer tedioso y extenuante, pero es una excelente manera de aprovechar su ubicación según el autor y el género. Probablemente te lleve semanas dependiendo de la cantidad libros que tengas, por lo que te ayudará a su fácil accesibilidad, cuál tenés a mano o has prestado o simplemente querés volver a leer.

5- Apilá los libros pesados

Otra forma de tener más lugar en tu biblioteca de tu hogar es juntar todos los libros pesados. Si tenés muebles de baja estatura son ideales para apilar todos tus textos, enciclopedias, diccionarios, compendios hasta guías o manuales de facultad.

     

Facebook
Twitter
Instagram
LinkedIn
YouTube