¿Qué son las empresas saludables?

Es fundamental para los colaboradores de una organización sentirse cómodos en su ambiente de trabajo cotidiano, en la relación con sus compañeros, en el puesto en que se desempeñan, en sus capacidades para resolver diferentes demandas de dicho puesto, entre otras cuestiones.

Todo esto puede lograrse si las empresas adoptan hábitos enfocados en los colaboradores para lograr esa comodidad, que cada uno se sienta representado por los valores de la organización, que se sienta parte de la misma. Estos son los objetivos de las llamadas “Empresas saludables”.

“Esta es una tendencia baste nueva, sobre todo en nuestro país, en Argentina lo han incorporado empresas grandes pero también pymes y te llaman para estos programas porque tienen estas miradas. La gente busca ambientes agradables, amigables, donde se sientan valorados, bien pagos y para que la gente los elija también para trabajar allí”, sostiene Anahí Villafañe, Psicóloga especializada en Recursos Humanos que posee su propia consultora, Accentus Asociados, que se enfoca en la gestión del estrés de las personas en las empresas.

Ella define a las empresas saludables como “aquellas que cuidan el bienestar de las personas  desde el entorno físico proporcionando los recursos para que las personas puedan desempeñar sus tareas y donde se promuevan los buenos vínculos entre las personas y entre estas y la empresa”.

 

Las herramientas que utilizan estas empresas para generar bienestar en los colaboradores son:

Encuestas

En ellas se les pregunta acerca de los hábitos de los mismos tales como alimentación, ejercicio físico, si fuman, horas de sueño, y todo esto es tenido en cuenta por los profesionales para relacionarlo con el desempeño en el trabajo. “Vamos relacionando estos hábitos con el clima organizacional que tiene que ver con identificar los objetivos de la organización, si están claramente definidos, si la persona sabe en su puesto cuáles son las tareas que tiene que desempeñar, cuán satisfecho se encuentra, la comunicación interna, el trabajo en equipo, cómo percibe al liderazgo“, sostiene Anahí.

Luego, la profesional comenta que  evalúan los resultados de dicha encuesta y se proponen planes de intervención a la empresa y al cabo de un tiempo vuelven a medir el clima con la misma encuesta y comparar los resultados iniciales y finales luego de la implementación de las acciones correspondientes.

Grupos de foco

También son utilizados porque se pueden hacer preguntas más concretas, es más específico, se hace en cada departamento, y esto brinda más información para acciones generalizadas.

El liderazgo es muy importante porque el desempeño del líder de un equipo va a influir directamente en el mismo, generando un efecto contagio. “Cuando el líder tiene inteligencia emocional, esos equipos tienen rendimientos más altos, son más productivos, se fomenta más la participación. Tener estos líderes hace que el colaborador se sienta valorado, considerado, y esto es un factor que incluye en su continuidad en la empresa. Problemas como el ausentismo, la rotación tienen que ver con la falta de un líder”, afirma la psicóloga.

Se actúa sobre los estresores, todo aquello que genera estrés en la persona y que si se mantiene en el tiempo, y el cuerpo ya no da respuesta  generando agotamiento, se llama distrés.  Entre los causantes de este distrés están:

El conflicto de rol: Son las cuestiones contradictorias en cuanto a maneras de hacer las cosas, en el tiempo que se solicite y los valores del colaborador con respecto a los de la empresa.

Insuficiencia de roles: Cuando las tareas son rutinarias y el colaborador siente poco sentido en lo que hace o cuando hay demasiada calificación para la tarea en la que se desempeña.

Sobrecarga de tareas: Cuando las tareas son tantas que la persona siente que no puede culminarlas, ocasionándole estrés.

Ambigüedad de rol: cuando las metas o los objetivos son poco claros.

“Todo esto genera insatisfacción, ausentismos, enojo y que quieran irse de la empresa. Así, la empresa puede perder a un profesional que hacia bien las cosas y que luego no es fácil reemplazar”, agrega Anahí.

 

 

 

 

 

 

 

También se implementan programas de yoga y mindfullness, para aliviar la sensación de cansancio, de tensión. El mindfullness implica la atención plena, en el aquí y ahora, es un entrenamiento a la mente para que haga foco primero en una cosa y luego en otra. Es un entrenamiento de la atención.

 

Mauricio Lirio

Redactor de Contenidos IES